THE LUXURY | La impresión se vuelve sostenible
16879
post-template-default,single,single-post,postid-16879,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-18.0.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

La impresión se vuelve sostenible

La impresión se vuelve sostenible

La implementación de métodos amigables al medio ambiente es una necesidad. La sostenibilidad del planeta es un asunto que afecta a todos los sectores, y el gráfico no escapa a esta realidad.

Cuando hablamos de impresión sostenible nos referimos a la aplicación de métodos que reducen los impactos en el medioambiente, utilizando para ello recursos y procesos que no afectan al planeta.

Uno de los sectores en los que se observa mayor interés en sostenibilidad es el de papelería e impresión. El uso de nuevas herramientas, la eficacia de los procesos que impulsan la automatización, así como la reducción de las mermas favorece esta visión, sin que esto obligue hacer grandes inversiones en las empresas.

Afortunadamente los impresores están conscientes de la urgencia de mantener el medioambiente y por eso los cambios van en aumento. Algunos entendidos en la materia aseguran que las normativas que lo avalen serán obligatorias para las empresas que se dedican al sector.

El uso del papel en la impresión sostenible puede ser reciclado -pulpa 100% de desecho-, o papel FSC, que cumpla con la normativa en su fabricación.

El papel FSC cuenta con un certificado que acredita que la madera con la que está hecho el producto que lo posee proviene de bosques gestionados según los criterios del Consejo de Administración Forestal, (en inglés: Forest Stewardship Council (FSC)). 

Cifras indican que el 95% de los trabajos podría imprimirse de forma ecológica y con papel reciclado o FCS. Una de las mayores diferencias de este tipo de impresión con la tradicional es el número de impresiones que se necesitan, el cual puede reducirse notablemente. 

Factores como la globalización y las impresiones 3D también ayudan a la tecnología sostenible. Es por ello que ser una imprenta sostenible significa asumir valores que se impongan en todas las actividades, como el compromiso social y el respeto al medio ambiente. 

No Comments

Post A Comment